Archivo de la categoría: Instalaciones

Obra que comprende el periodo entre 1974-1989.

poética

1987

Poética.1987. Hierro, neón y césped.

Al igual que la instalación “Art”, esta pieza estaba compuesta de acero, neón y césped.
En este caso su ubicación era sobre la pared a modo de anuncio luminoso.
La pieza recubierta de césped al trascurrir el tiempo y con en el crecimiento del mismol la palabra poética desaparecía.

Esta instalación junto a la antes mencionada, se inscribía en los trabajos realizados bajo el concepto de relación Naturaleza/Artifício.

art

1987

Art. 1987. Hierro, neón, fotografías y césped.

“Esta instalación se presentó en el Palau Solleric de Palma de Mallorca por primera vez. Junto a la pieza titulada ”Poética“ conformaban un conjunto de obras cuyo discurso conceptual era la relación Naturaleza/Arti cio en el medio urbano.

Tenía la incorporación acústica producida por la intermitencia del neón. Estaba conectado a un sistema de audio que reproducía los impulsos eléctricos de la intermitencia produciendo un sonido agobiante.

El resto de los materiales utilizados eran: acero, cristal, fotografía y césped, el cual estaba situado en el suelo a modo de sendero por el cual el espectador circulaba al tener la instalación un espacio de acceso y otro de salida”.

Alisio Horizontal

Leopoldo Emperador 1988.

Boceto instalación. 1988.

Alisio Horizontal fue una instalación realizada en la Sala Montcunilll de Terrassa en 1987 con motivo de la exposición individual “ Vestigios de un recorrido imaginario”.

La pieza constaba de una línea ascendente de ángulos de hierro, que a modo de repisa sustentando piedras de diferentes tamaños, recreaban el perfíl ó, sky line, de la isla.

Esta pieza es susceptible de instalarse en todo el perímetro de una sala, creando un circo pétreo como bien pudiera ser la caldera de Tejeda.

Hacia el Paradigma

Leopoldo Emperador 1988.

Hacia el paradigma es un trabajo multimedia que a partir de un objeto encontrado (Fragmento de barco encallado), propone una metáfora sobre la ruina de la relación naturaleza-cultura en el mundo actual.

Portada catálogo Hacía el Paradigma.
Fragmento de barco encallado.

El espacio de trabajo se compone de subespacios interrelacionados por el hecho poético de la mirada a través de este fragmento de barco, que situado en una posición estratégica en la costa, se convierte en un catalizador de la memoria.

Así, estos espacios y objetos integrados en el contexto global del trabajo se constituyen en fragmentos, en instantes de una acción cotidiana. Mirar al horizonte.

Existe a lo largo del trabajo un hilo conductor alegórico: el alquimista nómada se ensimisma, desde la barandilla de babor, en la derrota y posterior hundimiento del TEODICEA.

Boceto instalación.

La instalación consta de los siguientes espacios o fragmentos:

Espacio invitación. El alquimista-nómada invita a compartir el recorrido.

Ticket acomodación

Ascensión y caida de la mirada. Rampa de adobe.

Planos constructivos.

Barandilla de babor. El alquimista-nómada se ensimisma en la derrota

Espacio de la ensoñación. Lo que existe más allá del paradigma.

Espacio de la ensoñación.

Umbral del naufragio. Hueco en la pieza de hierro, contenedor de seis monitores de T.V. donde se visualiza la derrota y hundimiento de la TEODICEA.

Instalación Hacia el Paradigma. Centro Insular de Cultura. Las Palmas.
En el mar de la ensoñación.

Sendero de retroacceso. Recorrido inverso a la rampa.

Instalación Hacia el Paradigma. Centro Insular de Cultura. Las Palmas.
Hacia el Paradigma. Pallau Solleric. Palma de Mallorca.

DEPÓSITO PARA EL ABASTECIMIENTO DE IDEAS

Entre 1981-82 realicé algunos proyectos que por múltiples razones quedaron archivados en el material digámosle «antológico» y la memoria. Transcurridos cinco años desde entonces, el interés personal por realizar alguno de ellos no ha perdido vigencia, dado que la temática de los mismos giraba en torno a la estética de las estructuras ingenieriles, máquinas de uso desplazadas en el tiempo, sin función aparente en la actualidad, mecánica absurda y estática en un tiempo eléctrico, instantáneo, en un tiempo de reconversión, de desplazamiento de significados donde la memoria juega un importante papel a la hora de transcribir la identidad individual en el mundo de las imágenes.

Dibujo preparatorio.

Recientemente, en julio-agosto del presente año (1987), cuando soy invitado a participar en esta exposición, singular en el actual contexto del arte de nuestro país, por las características de la filosofía que motiva la misma (sugerida ésta por las propiedades físicas y espaciales del entorno que la alberga), retomo aquellos proyectos que me vienen a la memoria a partir de estos condicionantes y datos como la antigua función de este recinto, su reestructuración y actual uso.

Depósito elevado Canal Isabel II. Madrid.
Dibujos preparatorios.
Pipetas.

Todo ello me hace replantear, desde la óptica de punto previo de partida, aquellos trabajos que estaban concebidos para un espacio «ideal». En este replantear situaciones anteriores descubrí elementos que de alguna forma eran suceptibles de modificación, adaptación y ensamble a una nueva obra con ese aspecto de máquina extraña en si misma y estrañada del mundo, al igual que sucede en la actualidad con este edificio destinado a presentar al público la funcionalidad del ARTE, recinto de probada utilidad pública, antiguamente DEPÓSITO DE AGUA. Hoy por períodos efímeros, DEPÓSITO DE IDEAS.

Depósito para el abastecimiento de ideas. Canal Isabel II. Madrid. Colección C2M.
Depósito para el abastecimiento de ideas. Canal Isabel II. Madrid. Colección C2M.

Leopoldo Emperador. Septiembre 1985.

La obra, actualmente pertenece a la colección de la Comunidad de Madrid y se encuentra depositada en el Centro de Arte 2 de Mayo.

12 CONSIDERACIONES PARA EL DISEÑO DE UN ESPACIO.

El ensueño del espejismo, espejo, reflejo móvil de un espacio físico, medible y deseable nos deviene el eterno juego de nunca acabar. Starting over Penélope.

Egipto, lugar común en la cultura occidental, mítico en la tradición judeo-cristiana, metáfora por excelencia del desierto: espacio carente de agua, alimentos y otras rarezas…

Oekoumene. Instalación. 1987. Círculo de Bellas Artes. Madrid.

Contraponiéndose a las imágenes idílicas, las situaciones extremas: durante el día altas temperaturas, noches heladas. Inexistencia de referentes geográficos. Deriva. Laberinto. Sed. Hambre.

Paralelismo pués con el horizonte y por consiguiente paralelismo desierto-mar.

Aquí forma y entorno, la soledad, el retorno a la pura abstracción del paisaje no alberga más que, ocasionalmente, la mirada furtiva y silenciosa del hombre.

Sólo la imágen del oasis nos devuelve la posibilidad de lo exótico, de la aventura teñida de un cierto erotismo. Rodolfo Valentino o Mata-Hari según convenga.

El deseo transforma esa laguna de los recuerdos en algo tangible. Aquello inmerso en la aridez, devuelto a la órbita de los sentidos: tacto, olfato,… tiempo.

Dibujo proyecto instalación Oekoumene. Sala Muncunill. Terrassa. 1987. Colección particular.

El lagarto aquí ya no es más un reptil.

Detener la mirada con humildad, aún sólo por un instante, en la sorpresa del redescubrimiento, del reconocimiento de una forma apegada a la memoria, ignorada, paralizada en la trágica realidad de su propio deslizamiento de significados: eje en rotación, utilidad primaria, memoria, juego de palabras.

El cono, la forma simple limitada en si misma por su loca rotación, sin especulación posible, sin error en la economía es, desde ahora, el centro del universo donde se conjuran los deseos y se evoca la memoria al calor del fuego.

Habitáculos en la imaginación de leyendas remotas, de seres curtidos bajo la transgresión de sus existencias. Presencia de la ausencia, ruina… huella.

Oekoumene. Instalación. 1987. Círculo de Bellas Artes. Madrid.

En el oasis de nuestra mirada, el horno está cegado, la leña inútil -paradoja de sí misma-. Y sobre la mesa, el recuerdo de que alguna vez aquí, alguien sobrevivió en la práctica ancestral del canibalismo como apropiación ritual del conocimiento.

O quizás sólo fue el ardor del deseo?

Leopoldo Emperador, 1986-87